fbpx

 

En el último año se estima que unos 729,995 extranjeros se convirtieron en ciudadanos americanos, todo a través del proceso de naturalización.

Pero aun cuando todos los años muchos buscan la soñada ciudadanía, un número pequeño pero constante renuncian a la ciudadanía, muchos de estos por razones de pagos fiscales.

.De hecho la renuncia es un hecho constante en la historia del país y hoy les presentamos cinco casos muy conocidos:

  1. Tina Turner

La talentosa cantante nativa de Tennessee se mudó a Suiza en el año 1994 siguiendo a Erwin Bach, su pareja. No fue hasta el año 2013 cuando renuncia a su pasaporte estadounidense para convertirse en ciudadana suiza.

  1. Elizabeth Taylor

No todos lo saben pero Taylor nació en Londres en el año 1932, pero ya que sus padres eran americanos ella todo la nacionalidad al nacer

Fue en el año 1965 cuando la hermosa actriz renunció por escrito a ser leal a los Estados Unidos.

No fue sino hasta doce años más tarde cuando la actriz cambió de parecer y recuperó la nacionalidad para casarse con el senador John Warner, en lo que fue su séptimo matrimonio.

  1. T.S. Eliot

El popular poeta T.S. Eliot nació en Mississippi pero su vida adulta la vivió en el Reino Unido, donde llegó para estudiar en la universidad de Oxford.

Fue en el año 1927 cuando el poeta renuncia a su pasaporte original y se convirtió en británico.

 

  1. Maria Callas

Callas es nativa de Nueva York, y es posiblemente una de las cantantes de ópera más famosa de todos los tiempos. Renunció a su ciudadanía en los años 60 para poder adquirir la de Grecia, de donde procedían sus antepasados.

  1. Josephine Baker

Transcurrían los años 20 cuando la gran bailarina y cantante afroamericana nativa del sur de los Estados Unidos Josephine Baker

Cuando regresaba a los Estados Unidos era obligada a entrar por la puerta de atrás en los locales en los que actuaba. Como consecuencia de estos desprecios decidió renunciar a la ciudadanía y convertirse en francesa.

EnglishFrenchGermanHindiItalianPortugueseSpanish