fbpx

Según datos de la Oficina de Estadísticas Laborales, alrededor de 48% de los empleados nacidos en el extranjero que actualmente trabajan en los Estados Unidos, son latinos; lo cual supera la cifra de 24%, correspondiente a la comunidad asiática.

No es secreto para nadie, la fuerza que han tomado en los estados Unidos los inmigrantes, quienes , impulsan la economía estadounidense con sus aportes e impuestos.

Son muchos los estados que se han visto beneficiados. Arkansas, por ejemplo, es uno de estos. Entre los años 2000 y 2005, la población nacida en Estados Unidos se estancó y no creció.  Mientras tanto, el número de inmigrantes se incrementó lo que permitió el desarrollo del estado.

Por tal razón, la Cámara de Comercio de los Estados Unidos  ha afirmado que sin la llegada de los inmigrantes muchos empleos que hoy existen, no serían posible.


En cuanto los impuestos, los inmigrantes indocumentados pagan miles de millones de dólares cada año y, con frecuencia, por servicios que no van a recibir. Este es el caso de muchos inmigrantes indocumentados, quienes han proporcionado a su empleador documentos falsificados y, como consecuencia, los impuestos le siguen siendo deducidos de sus cheques de pago.

Otro sector que los inmigrantes han impulsado, en especial los latinos e hispanos, es el automotriz. Según informes sustentados por “Soluciones para la Industria Automotriz” (IHS), una firma especializada en información relacionada con dicha industria, los hispanos y latinos se han convertido en el grupo de inmigrantes que más vehículos compran en todo el territorio estadounidense.

El IHS afirma que este grupo poblacional impulsa la industria automotriz, siendo más del 60% de ellos propensos a comprar su primer automóvil nuevo y,  52% más proclives a agregar uno nuevo adicional a su hogar. En el año 2014, se recaudaron más de 44 mil millones de dólares en nuevas ventas de vehículos, lo cual ha sido decisivo para algunas marcas de autos.

Asimismo, un reciente estudio del Centro Pew Research, ubicado en Wasghigton DC, expresa que el ritmo de creación de empresas por parte de los hispanos, se ha disparado en los últimos años en este país. No superan a los asiáticos, pero están bien ubicados y enfocados.

¿Qué pasaría entonces si se van del país?, Si son deportados…


Latin Post
informó que la deportación de los 11,3 millones de inmigrantes indocumentados en Estados Unidos, costaría al menos $ 10.070 por persona, lo que ascendería a unos $ 114 mil millones.

Según El Foro Interamericano de Acción (AAF), una organización de política de centro-derecha, las estimaciones de deportación en masa, en un lapso de 20 años, oscilan entre los $ 419,6 mil millones y $ 619.4 mil millones.

La población hispana se ha duplicado en los últimos 20 años; de 27 millones ha llegado a un estimado de 55.4 millones hasta el 2014 (17.4% de la población total de EEUU).

Los estados con mayor población hispana son: California con 15.2 millones; seguido por Texas con 10.4 millones  y Florida con 4.8 millones. Los mexicanos son la nacionalidad que domina.

La partida de todos los inmigrantes indocumentados de los EE.UU. dará lugar, sin duda, a miles de millones de dólares perdidos.

EnglishFrenchGermanHindiItalianPortugueseSpanish