fbpx

A inicios de septiembre, Barack Obama retomó con fuerza una campaña para facilitar el camino, a unos  8.8 millones de residentes legales permanentes que viven en los Estados Unidos, hacia el logro de convertirse en ciudadanos estadounidenses.

De estos 8.8millones de residentes, alrededor de 3.4 millones habitan en la California, y son, en su mayoría, mexicanos. Otros 1.7 millones viven en Nueva York, 1.3 millones residen en Texas, al igual que 1.3 millones de residentes legales permanentes en Florida.

El objetivo principal de la campaña, que fue anunciada en Noviembre de 2014, es lograr que los residentes que reúnen los requisitos, comiencen los trámites para convertirse en nuevos ciudadanos y obtener beneficios, como por ejemplo, participar en la elección presidencial del 2016.

Stand Stronger incluirá nuevos beneficios, entre ellos que los solicitantes podrán cancelar el costo del proceso con una tarjeta de crédito y diluir sus pagos.

USCIS notificó que el costo del Formulario para la ciudadanía, el N-400, es de $600, más el costo de la toma de huellas digitales biométricas, que oscila en los $85 dólares.

Además USCIS, contará también con una página adecuada para completar el proceso en línea. Allí los residentes podrán encontrar exámenes de práctica sobre conocimiento de la historia de Estados Unidos, sobre cívica y sobre su gobierno y, la incorporación de organizaciones comunitarias y del sector privado en la campaña.

Stand Stronger, busca con énfasis romper las barreras para los inmigrantes y refugiados elegibles para convertirse en ciudadanos estadounidenses.


Una de las razones por las que Stand Stronger busca impactar de forma positiva en los residentes, es precisamente lo que Obama considera un hecho: “Los Estados Unidos es un país de inmigrantes y una nación que da la bienvenida a los que huyen de la persecución, además de subrayar que los inmigrantes y refugiados hacen más fuerte la nación cuando son capaces de echar raíces, aprovechar sus habilidades, contribuir a nuestra economía y comprometerse con ella”

La Casa Blanca también dijo que ha invitado a incorporarse a la campaña a organizaciones pro-inmigrantes, que en todo el país prestan servicios de asistencia y ayuda legal a la comunidad y facilitan el proceso.

También se convocó a  la comunidad filantrópica y empresas privadas, como fue el caso de la cadena de televisión Univision, la cual actualmente colabora en el esfuerzo nacional para lograr que el mayor número de residentes legales permanentes se conviertan en nuevos ciudadanos americanos.

Para la semana del 17 al 23 de septiembre, USCIS llevó a cabo un aproximado de 200 ceremonias de naturalización en las que dio la bienvenida a más de 36,000 nuevos ciudadanos en todo el país, durante la Semana de la Constitución.

Obama nombró a cuatro embajadores presidenciales para la ciudadanía, todos ellos inmigrantes: el chef español José Andrés, la actriz Diane Guerrero, el cantante y compositor Dave Matthews, y el ex beisbolista y lanzador de los Dodgers de Los Angeles, Fernando Valenzuela.

Por si fuera poco, Obama autorizó un amparo de deportación a unos 5 millones de indocumentados padres de ciudadanos y residentes permanentes (DAPA, por su sigla en inglés) y dreamers protegidos por la Acción Diferida (DACA, por su sigla en inglés), quienes además recibirán una autorización temporal de empleo renovable cada tres años.

Este último permiso actualmente está detenido ya que en una demanda por parte de 26 estados -24 de ellos gobernados por republicanos-  argumentaron que el presidente se extralimitó en su poder ejecutivo y que la medida viola la Constitución.

 

EnglishFrenchGermanHindiItalianPortugueseSpanish