fbpx

Hace poco, la noticia de Blanca Borrego, una mujer mexicana indocumentada que fue detenida en una clínica por usar una identificación falsa, alarmó a muchos inmigrantes en los Estados Unidos e hizo que la seguridad se intensificara en este aspecto.

Según la ley estadounidense, usar una identificación o tener cualquier documentación falsa es un crimen que puede llevar, sin excepciones, a una deportación.

En este caso, en particular un personal de la clínica notó que la ID era falsa y se comunicó con las autoridades, pues todo ciudadano que se enfrente a una situación similar tiene el deber de hacer lo mismo.

Es por esta razón que es muy importante que cualquier inmigrante busque asesoría adecuada y estabilice su situación en Norteamérica.

 

¿Qué se debe hacer?

En el caso de que una persona sea detenida por tener consigo documentos ilegales, lo mejor que puede hacer es “guardar silencio”e inmediatamente buscar un abogado penalista para defenderse de los cargos que le formulen las autoridades.

Las estafas ilegales pueden conllevar a multas significantes, intereses y un posible proceso criminal.

La Asociación Americana de Abogados de Inmigración (AILA, por su sigla en inglés) ha expresado en más de una ocasión que el uso de papeles falsos o mentir sobre la situación legal que se tiene, sobre todo durante un proceso de inmigración, puede resultar en una sanción de por vida. Además la Oficina de Ciudadanía y Servicios de Inmigración (USCIS, por su sigla en inglés) tiene en vigencia una campaña nacional para la prevención del fraude, y advirtió que el uso de documentos falsos puede llevar a una persona a perder su derecho de permanencia en el país.

El dato

Según la Comisión Federal de Comercio, Florida es la primera en denuncias de robos de identidad con unas 193 por cada 100 mil residentes en 2013. Pero eso se queda en nada ante la cifra para Miami y alrededores, que acumuló 340 denuncias por cada 100 mil residentes ese año.

 

EnglishFrenchGermanHindiItalianPortugueseSpanish