fbpx

La vida de la mayoría de las personas que se divorcian cambia una vez que finaliza el matrimonio. Sin embargo, si uno de los divorciados aun no es un ciudadano americano, esa persona puede tener que enfrentar retos y pelear por su derecho a permanecer dentro de los Estados Unidos. Normalmente, cuando un inmigrante se casa con algún ciudadano americano y la pareja reside dentro de EEUU, al cónyugue inmigrante se le proporciona el estatus de residente permanente condicional si la pareja no ha estado casada por dos años.

Con el fin de obtener la residencia permanente, el cónyuge inmigrante deberá presentar una petición ante el USCIS. Esto dentro de los 90 días previos al segundo aniversario de obtener la residencia permanente condicional. Si la pareja continúa casada, el cónyugue inmigrante obtiene la residencia permanente definitiva. Si la pareja no sigue casada, el cónyugue inmigrante puede ser deportado.

Excepciones a la regla de deportación

A pesar de que si un divorciado no tiene el estatus de residente permanente será deportado, existen algunas excepciones para esta regla. Si el divorciado quiere permanecer en los Estados Unidos, con la ayuda de un abogado de inmigración, necesitará probar alguno de los siguientes puntos:

  • Probar que el matrimonio que se contrajo fue de verdad y no con el propósito de adquirir la residencia americana. Si la pareja vivió junta como marido y mujer, si tuvieron hijos, etc.
  • Demostrar que el inmigrante podría encarar una gran penuria si es deportado.
  • Comprobar que el inmigrante fue golpeado o tratado con crueldad extrema por el cónyuge americano.

Al ser probada cualquiera de estas excepciones, el inmigrante puede permanecer dentro de EEUU.

Parejas que se divorcian después de 2 años de matrimonio

Si un inmigrante se divorcia de un ciudadano americano después de 2 años de matrimonio, probablemente no tendrá problemas de deportación. Siempre y cuando este haya obtenido el estatus de residente permanente.

El divorcio puede afectar los derechos de inmigración de otros

En algunos casos no únicamente el cónyugue inmigrante es el afectado con respecto a la inmigración en los Estados Unidos. El divorcio puede influir en las solicitudes de visa para otros parientes que la persona este patrocinando.

Por último, es importante saber que el derecho a la propiedad y a la custodia de los hijos no debe ser afectado por el divorcio.

Related Post

EnglishFrenchGermanHindiItalianPortugueseSpanish